20 ene. 2013

Cómo dar una respuesta humanista a una crisis que genera tanta violencia

...No podemos apoyar a Francia—aún cuando tienen las mayores posibilidades de vencer a sus oponentes y terminar con la matanza—o al gobierno de Mali porque ambos son partes responsables de esta situación. Cualquier intento por parte de Francia de esconderse tras el pretexto de “defender los derechos humanos” es una excusa, y aterrorizar a la gente con la palabra “Islamista”—que no es mas que un reemplazo de la palabra “Comunista” que sirvió para justificar las guerras en el siglo pasado—es una gran hipocresía porque si lo creyeran tremendo habrían bombardeado Saudi Arabia con sus aviones Mirage en vez de vendérselos a la Casa de Saud por una buenas ganancias.
Obviamente no podemos apoyar a los rebeldes ni a los que son llamados terroristas Islamistas porque nadie tiene derecho a apropiarse de nada mediante el uso de la fuerza y las armas. Entonces, ¿dónde nos ubicamos?
....
El mundo cambiará cuando la gente tenga la oportunidad de despertar. Hasta hace muy poco la mayoría de la población mundial se encontraba en una de dos condiciones: 1) “Dormida” – se levantaban de la cama, iban a trabajar o estudiar, se concentraban en producir dinero (para sus jefes), pagaban sus cada vez mayores deudas, vivían la vida que la sociedad esperaba que vivieran, se jubilaban y morían, no había tiempo para la rebelión; o bien 2) “Sobrevivían” – no tenían sustento, ni educación, ni acceso a la salud, vivían en una situación crítica en la que la muerte podía encontrarlos en cualquier momento, hacían lo que tenían que hacer para sobrevivir, no había tiempo para la rebelión.
También hay una tercera pero muy rara condición: 3) “Elite” – con acceso al dinero y el poder, no tienen interés en cambiar nada porque el sistema trabaja para ellos, controlan el sistema de modo que haya una proporción correcta de personas en las condiciones 1) y 2) de modo que nadie tenga tiempo para la rebelión.
Sin embargo, lo que estamos viendo en números cada vez más crecientes hoy en día es el surgiiento de una nueva condición: 4) “Nueva Sensibilidad” – son jóvenes idealistas y educados que no tienen trabajo ni esperanza de encontrarlo pero tienen educación y saben cómo usar la tecnología. También tienen una sensibilidad que valora la vida humana, el medio ambiente y la diversidad de formas. Es el mismo grupo de gente que se rebeló en Egipto y en España, en Wall Street y en Syntagma Square, en Montreal y en Santiago.
...

17 ene. 2013

...Cuando las religiones estaban vivas...


La señal de que las religiones están muertas, está dada por la violencia que están ejerciendo a través del rápido crecimiento del fundamentalismo.

Cuando las religiones estaban vivas, en su parte esotérica, sus rituales de iniciación se dirigían al mismo objetivo: EL LOGRO DE UN ESTADO MAS ALTO DEL SER CERCANO A LA DIVINIDAD. Hoy en día ni siquiera los propios sacerdotes comprenden el significado de los rituales externos que realizan. LOS MISTERIOS DE TODAS ESTAS RELIGIONES SE HAN PERDIDO, en el caso del cristianismo desde hace siglos; cuando las religiones empezaron a perseguir el poder externo mundano, de la primera cosa que se deshicieron fue de parte esotérica porque estos trabajos despertaban de la ilusión de lo mundano. Por esto el destino de todas las religiones actuales es la de morir como religiones y solamente permanecen sus construcciones externas y su organización externa. La conexión que llegaron a tener con lo DIVINO desde hace mucho tiempo se rompió. Debido a la inmensidad de estas religiones (Cristiana, Musulmana, ...) todavía continua en pie por su inercia, tomará aún un largo tiempo para su caída definitiva.

Algunos elementos de los sistemas iniciativos del esoterismo cristiano puede encontrarse en los siete estados de PURIFICACIÓN descritos en la DIVINA de DANTE. DANTE posiblemente fue un caballero francmasón que tomo estos siete estados del ritual de iniciación sufi, información que le fue suministrada a su vez por los caballeros de las cruzadas quienes al parecer se encontraron en Jerusalén con una secta sufí  Por supuesto los iniciados sufíes y los caballeros de la francmasonería estaban por encima de las diferencias religiosas formales y realizaron entre ambas religiones a nivel esotérico un intercambio que formalmente podría ser vista como una herejía por parte de ambas religiones. 
(De: retiro con ENT. Guatavita, dic 1999)

14 ene. 2013

Propuestas para la Felicidad y Liberación Personal y Social

Ir al texto completo
ImprimirE-Mail

Por Dario Ergas Benmayor *
4ta Jornada de Psicología del Nuevo Humanismo. Universidad Academia de Humanismo Cristiano. 29/8/2008
* El autor es ingeniero y padre de dos hijos.
Desde joven participó de la corriente espiritual inspirada por Silo, colaborando

 en la construcción del Movimiento Humanista, La Comunidad para el desarrollo 
humano y el Partido Humanista, en distintas partes del mundo.
En 1992 creó la Fundación Laura Rodríguez, institución que lucha contra todo 
tipo de discriminación. Actualmente, Dario es parte del Directorio de la Fundación.
En 1998 publicó su primer libro "El Sentido del Sinsentido", hoy editado 
en varios países y traducido a distintos idiomas.
En 2006 publicó "La Mirada del Sentido", donde pone en duda la creencia en 
la muerte, y acompaña al lector en la búsqueda del significado profundo de la existencia.


...Poner ante nuestros propios ojos, ante nuestra mirada interna, del modo más sincero posible el sinsentido de nuestra vida. Observar como ésta ocurre impulsada por ilusiones que se van reemplazando unas por otras mientras se nos agota la vida. Esto dotará de intensidad nuestro acto de búsqueda. No confundir el sinsentido con estados de depresión, ansiedad o angustia en los que se llega por resistencias a reconocer el fracaso de la ilusión de ese momento. Reconocer experiencias personales que rompen toda lógica racional, que son totalizadoras, no son comparables con ninguna experiencia del vivir cotidiano, son del tipo, por un instante lo he comprendido todo, por un instante he sentido una conmoción profunda, una alegría súbita y total. Movilizar la Fuerza orientándola al logro de nuevos estados de conciencia. Ganar en unidad interna y vencer las contradicciones para facilitar la concentración y orientación de la Fuerza. La Unidad Interna se logra con ayudar a otros a su felicidad y liberación y esto nos conecta con un proyecto humano que es la Humanización del Mundo. 

2 ene. 2013

El doble: especie de cinturon de Van Halen en el humano?

Cinturon de Van Halen.

"Como es arriba es abajo". Como es en el cielo es en la tierra? Tiene el humano su cinturon de Van Halen? se podría equiparar dicho cinturón al  doble en el ser humano?

Sobre el voluntariado


Tomado de conferencia de Silo en Roma

Buena disposición la de aquellos que quieren a la gente. Buena disposición la de aquellos que cuando ven una dificultad tratan de poner el hombro.
Bueno, tal vez  con esa disposición básica, esa disposición que está repartida entre miles y miles de seres humanos, esa capacidad en cuanto se oriente, producirá un gran río de comunicación.

En realidad, en todo ser humano existe aptitud para dar. Las circunstancias han ido cerrando esta válvula; pero en todo ser humano existe esta válvula.

¿Han visto ustedes lo que sucede con estas gentes a las que se llama voluntarios?

En general, voluntarios… El bombero voluntario, por ejemplo. Hay distintas formas de ser voluntario. Este voluntario que a las cuatro de la mañana, cuando suena una alarma, se levanta rápidamente. Sale, se mete en un incendio, rescata a un niño que está por morir en las llamas. Sale magullado, lleno de hollín; vuelve a su casa rápidamente para mojarse un poco y salir a su trabajo cotidiano. Nuestro hombre llega agotado para cambiarse de ropa y alguien le pregunta: ¿tú que ganas con eso? Y claro, este buen hombre no sabe cómo explicar qué gana él con eso, porque en realidad no gana nada. Al contrario. Llega fatigado a su trabajo, puede hacer mal las cosas en la oficina, puede llegar a perder el trabajo y poner en peligro la estabilidad de su núcleo familiar. Pero ¿que ganas tú  con eso? Y él, con toda seguridad, no va a poder responder cabalmente, ¡qué gana el con eso! Y el se va a sentir desalentado y se va a sentir incomprendido.
Y al ir a su trabajo apuradamente verá a dos vecinos que  se codean y se dicen ¡“ese es un voluntario”! Alguien un poco extravagante, del cual no se entiende para qué  esas actividades, de qué modo le sirven. En términos de consumo, qué gana este voluntario.

Hay miles y millones de voluntarios en el mundo que se encuentran en situaciones como esa. También hay voluntarios en distintas líneas políticas, religiosas, en distintas actividades del ser humano y que no ganan nada con eso. Y es tan extraordinario eso, que el voluntario no puede responder cuando se le formula la pregunta. ¿Qué gana usted con eso?.. Y claro…, no puede sostener su posición. Y nuestro hombre o mujer se va desalentando poco a poco. El no puede explicar lo que hace. Se va desalentando y llegará un tiempo en que diga: “sí, seguramente soy un poco estúpido, porque esto que hago ¿para qué me sirve?” Y así se van desalentando los voluntarios; estos que pueden llevar el mensaje a otros.

Todo está armado como para desalentar las actividades voluntarias. Y así se van arrinconando los seres humanos capaces de dar.

Nosotros vamos a reivindicar la capacidad de dar y vamos a poner como un valor social la capacidad de dar. Y vamos a poner al voluntario como el mejor ejemplo a seguir. Y vamos a explicar por todos los medios que tengamos a mano ¿qué cosa le pasa a usted, que está escuchando? Usted que sabe,  sí,  que quiere dar y que necesita dar; pero que no se explica muy bien qué es lo que siente y que según parece, los que están alrededor dicen que está mal lo que usted siente.

Nosotros vamos a poner en primera plana al voluntario y vamos a explicar que no es una cosa extravagante, que no es una cosa injustificada; que es exactamente lo mejor que puede hacer el ser humano. Y vamos a explicar las distintas razones, incluso las utilitarias del dar. Y vamos a crear entonces otras condiciones y  a través de estas condiciones nuestro mensaje va a llegar cada vez a mayor distancia.

Los parques de estudio y reflexion

Ver pdf sobre Los parques de estudio y reflexion del Siloismo

Si verdaderamente odias a tu enemigo, deberás reconciliarte con él

Una perspectiva de la no violencia basada en la propia necesidad de supervivencia mental, emocional y física.  Una somera descripción desde la Psicología del Nuevo Humanismo que insinúa su extensión al campo psicosocial. 

Ver texto completo
..."Si verdaderamente odias a tu enemigo, deberás reconciliarte con él. Lo harás porque él te daña y te vence con esa violencia que dejas crecer en ti y te carcome. Deberás decidir quién gobierna de hecho tus acciones, y no podrás seguir termitiendo que tus enemigos dicten las condiciones en que vives. Lo harás también porque tu sentido de vida, querido con mucha más fuerza que tu odio, es incompatible con el resentimiento y la venganza. Y el primer paso para vencer a tu enemigo será hacer algo para que pierda el carácter de tal...."


Extracto de charla realizada en Parques de Estudio y Reflexión - La Reja, durante el encuentro estacional del 22 de septiembre 2012.  Organizada por La Comunidad (para el desarrollo humano).

Algunas dificultades en la espiritualidad (extracto)

Aparte de la Exposición en el III Simposio del Centro Mundial de Estudios Humanistas (CMEH), Un Humanismo para la Nueva Civilización, Sede Latinoamericana, Parques de Estudio y Reflexión  La Reja, 3 de Noviembre de 2012.


El Arq. Fernando A. García ha colaborado con el CMEH con “Occidente y los derechos humanos” (Perspectivas Humanistas, Anuario 1996, CMEH), “Humanism in India” (2009), “A una nueva civilización, una nueva espiritualidad” II Simposio CMEH, 2010), y “La imagen en la experiencia espiritual: el guía interno” (CEHBA, 2012).

http://fernandoagarcia.blogspot.com.ar/2012/11/algunas-dificultades-de-la.html

1.     La espiritualidad esporádica “en grageas”; frente a un modo espiritual integral de vivir. Las consecuencias que se derivan de una o otra posición son proporcionales al grado de compromiso vital con la espiritualidad.
2.     La espiritualidad “consumista”, que devora ávidamente “novedades” espirituales saltando de una a otra (aun dentro de una misma forma de espiritualidad), pero sin profundizar con permanencia en ninguna de ellas.
3.     La espiritualidad “privada”, como práctica estrictamente individual, sin comunicación con otros; frente a la espiritualidad como actividad también social con otros y para otros.
4.     La espiritualidad “caracol”, como fuga frente al mundo o frente a los conflictos de la propia situación existencial; frente a la que transforma el mundo y la propia vida.
5.     La espiritualidad “vieja”, que se disfraza de “nueva”, y con sus cambios de forma no cambia la sustancia de fondo; frente a una nueva espiritualidad para un nuevo mundo.
6.     La espiritualidad “conservadora” (y a veces fundamentalista), como regreso a un pasado idealizado, como repliegue y defensa ante el presente conflictivo, no como su superación y salto transformador a un futuro querido.
7.     La espiritualidad “oscurantista”, que opone la razón a la fe; opuesta a la que las reconcilia, poniéndolas al servicio de la vida.
8.     La espiritualidad “recreativa”, como forma de ocio, como actividad para el entretenimiento y la diversión; frente a la del compromiso social y personal.
9.     La espiritualidad “comercial” como un “recibir” en que todo gira alrededor del propio beneficio y termina en uno mismo; frente a la del “dar” desprendidamente en ayuda a otros.
10.  La espiritualidad “espectáculo” que se deslumbra con las vistosidades, que necesita escenarios y coreografías; frente a aquella humilde y de bajo perfil, que atiende a lo fundamental de la experiencia.
11.  La espiritualidad “diluida”, superficial y de consumo masivo; frente a la espiritualidad profunda que va a la raíz de la condición existencial humana.
12.  La espiritualidad “terapéutica”, como vano remiendo de una vida incoherente y contradictoria; frente a la espiritualidad como conversión del sentido de vida.
13.  La espiritualidad “sanadora”, como medicina alternativa para el cuerpo; frente la espiritualidad como tal.
14.  La espiritualidad “simuladora”, que disfraza otros intereses; frente a la genuina espiritualidad sin hipocresías ni dobleces.
15.  La espiritualidad “hedonista”, que se orienta según el placer que se obtiene de ella; frente al crecimiento espiritual, que no siempre y necesariamente es sinónimo de placer.
16.  La espiritualidad “turística”, que se orienta según los lugares, paisajes y escenarios en que se practica; frente a la que se practica siempre y sin importar dónde.
17.  La espiritualidad “ritual”, que deposita el valor en los ritos, observancias y actividades externas, pero sin mayores consecuencias internas; frente a la de un sentir y significado profundos que ponen al rito y la formalidad como secundarios.
18.  La espiritualidad “mágica”, como “fetiche” o “talismán” mágico, para obtener lo que se quiere sin hacer por ello y sin cuestionar los propios deseos; frente a la que no rehúye de la acción en el mundo y eleva el deseo.
19.  La espiritualidad “cosmética”, para embellecer y decorar la propia vida con un toque de espiritualidad (sobre todo si es exótica y de moda); frente a la espiritualidad de fondo que no se mira al espejo de la vanidad.
20.  La espiritualidad “de lo secundario”, que pone un énfasis desproporcionado en aspectos menores e irrelevantes; frente a la espiritualidad que atiende a lo primario, esencial y sustantivo.
21.  La espiritualidad “declamativa”, que se complace en hablar de dioses y divinidades, pero que no practica proporcionalmente para acercarse a aquello que declama.
22.  La espiritualidad “dialéctica”, que se usa como arma arrojadiza para agredir y discriminar a otros, y así autoafirmarse por contraste con ellos; frente a la que crea puentes de unión y reconciliación.
23.  La espiritualidad “encapsulada”, encerrada en sí misma y sus asuntos, mientras permanece indiferente al sufrimiento de quienes no comulgan con la misma; frente a la que se abre al mundo y abraza compasivamente a todos.
24.  La espiritualidad “supernova”, que agranda su propio “yo” (brillando mientras colapsa); frente a la espiritualidad que trasciende la propia personalidad. 

Las mencionadas y otras más no se refieren a las formas de espiritualidad existentes, sino a las actitudes con que cualquiera de ellas se experimenta y practica.

1 ene. 2013

Creencias y mitos en épocas de derrumbe social


Publicado el 13/12/2012 en TV Parque Aldana
Conferencia dada por Juan Espinosa sobre "Creencias y mitos en epocas de derrumbe social" en el 3° Simposio Internacional "Un Nuevo Humanismo para una Nueva Civilizacion" organizado per el Centro Mundial de Estudios Humanistas entre el 2 y el 4 de noviembre de 2012 en el Parque de Estudio y Reflexion de Attigliano